Tres reglas para escoger un televisor

televisiones baratas1. No pelar las atribuciones

Como regla global, el plan único de la carta de especificaciones de un televisor es marearte con conceptos y números raros en un intento de alcanzar que “deje llevar” y consiga la television más costosa. Solamente sobre los principales detalles que vale la pena, se localizan bajo de Entradas y Tamaño.

En lugar de confiar en la hoja de características para compartir rastros de que la tele funcionará más eficientemente que otra, la sugerencia es simplemente ignorarlo. La hoja tiene la capacidad de colaborar si es que se trata de diferenciar una pantalla basado en las características, como si lleva incluido HDR, la posibilidad de Smart TV o un mando remoto de gran capacidad, pero es inútil, la mayoría de las veces y engañosa en el peor cuando se emplea como utensilio para adivinar la calidad de imagen.

2. Más televisión realmente es más interesante

Recomiendo un tamaño de por lo menos 40 pulgadas para una televisión de dormitorio y cuanto menos 55 pulgadas para una zona de estar o pantalla principal.

En realidad, más que algúna otra “característica” como la capacidad de imágen de 4K, HDR, Smart TV o un control remoto de fantasía, destinar en el tamaño de la pantalla es el más recomendado uso de su guita. Una de las quejas más populares después de hacerse de una televisión es que no fue lo necesariamente grande.

Si intenta ubicarla en un mueble que haya, procure de que tiene por lo menos una pulgada en los extremos y la parte de arriba de la cavidad del televisor para permitir la ventilación.

3. 4K y HDR valen la pena

Los televisores con resolución de 4K, al mismo tiempo llamados como pantallas UHD (Ultra High Definition), gozan de 4 veces más pixeles que los aparatos comúnes de 1080p. Eso se escucha como una enorme prosperidad, sin embrago, es muy difícil distinguir la nitidez entre una pantalla 4K y una buena HDTV de antes.

Por otra parte, los aparatos 4K son fáciles de crear para los productores, por lo que están disminuyendo rápidamente en el coste. Vizio y TCL tienen pantallas de 4k en torno a de 850 dólares en los Estados Unidos, mientras que los televisores LG y Samsung se venden por alrededor de 1,250 dólares. En estos días muchas televisiones – sobre todo las grandes – cuentan con imágen de 4K, y los modelos de 1080p y de baja resolución se están convirtiendo rápidamente en gadgets resignados a las gangas.